La desinfección tiene por objeto eliminar los microorganismos patógenos que existan en ambientes, superficies o sistemas de agua. Una buena desinfección siempre va precedida a una limpieza e higiene adecuada. Normalmente se emplean agentes químicos.